22 mar. 2013



Atado por los pies comienzan a soltarse los hilos que me impiden andar. Poquito a poco voy buscando mi casa, la casita donde sentir el calor del hogar, sentir que se me quiere. Una acaricia, un te quiero, una mirada que mueva el mundo y nos de la vuelta al completo. Hoy siento que los hilos se van aflojando y la circulación de mi cuerpo fluye con fuerza. La casita del ratoncito Pérez es mi hogar donde me escondo para aislarme de los idiotas que de sensibilidad nunca aprendieron.
foto:AHZ. gracias Silvia y Fele por este hogar.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado el texto. Espero que deslíes todo lo que te impide (impedía) ser feliz. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras Ana. Me alegro que te guste y comienzo a sentir de nuevo mi felicidad!!. besoss

    ResponderEliminar

DISEÑO GRÁFICO

obra quebrantos & pasión con tacón 2013

ENTRADAS

Google+ Badge